El demonio tentador del defecto

Cada vez que cedemos ante un defecto éste se fortalece y en determinado momento usará las situaciones donde uno cedió para tentarnos, tales situaciones serán un demonio tentador que, en ciertas circunstancias el ego usará en su conjunto para hacernos caer.

Todas las situaciones donde uno cedió se le vendrán en contra y abrá de resistirse a su propia  tentación o pecado. Fortalecido éste, uno deberá salir victorioso con la ayuda de su madre divina particular y su propio ser interno.

Oid al ego murmurar en la cavernosa mente!

Cual ave rapaz, rasante volar, parece llegar,

tenaz voluntad, de buen cazador, debieras tener

tras golpe fatal parece caer

rodando Satán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s